Kacey Musgraves: la verdad

Publié le 16 Juillet 2018

Kacey Musgraves: la verdad

Resulta no difícil ser escéptico así de primeras con Kacey Musgraves. La estadounidense es una pizpireta joven Made in USA muy guapa, dotada de un timbre vocal bonito y perteneciente a ese country blanquito y perfectito tan norteamericano. Si Johnny Cash estaba en un polo, estos artistas de country contemporáneo están en el otro (piensen en Keith Urban y cantantes así). Musgraves parece salida siempre de uno de esos concursos de belleza yanquis tan creepies -su segundo disco se tituló precisamente así: Beauty Pagent-.

Sin embargo, esta texana de 29 años tiene algo que no se puede forzar: verdad. ¿Por qué unos artistas consiguen transmitir autenticidad y otros no? Es complicado saber por qué. Simplemente, a Kacey te la crees. Escuchar su música supone empatizar automáticamente con ella, interesarte por su vida, sus relaciones sentimentales, su afirmación vital. Quizá sea porque no fuerza el papel: parece ser tal y como se muestra y su magnetismo llega de manera natural.

Golden Hour, su tercer álbum, amplifica las virtudes mostradas en anteriores entregas y añade nuevas texturas a su sonido. De repente, todo suena más grande, más serio, con arreglos de cuerdas elegantes que le dotan de un aire de grandeur a las canciones. Su ya acreditada facilidad para encontrar la melodía permanece intacta y arreglos contemporáneos difuminan mínimamente la sensación vintage que desprede. Las letras siguen contienen un nuevo sentido de positividad y optimismo (¿Cómo no tenerlo? Su vida parece maravillosa) y se advierte una madurez incipiente.

Sí, al final el disco tiene un aire así como Starbucks: cálido, agradable, quizá intercambiable por cualquier otra franquicia pero, volvemos a lo mismo, resulta que te la crees, que te imaginas que el universo de la cantante del Este de Texas es verdaderamente así. Igual tiene que haber creadores que no den paseos por el lado salvaje de la vida. Un último consejo: si nunca han escuchado una canción de Kacey Musgraves, antes de escuchar Golden Hour, busquen en su plataforma preferida Late to the Party. Si no le dan al botón de repeat, le devolvemos su dinero.

Rédigé par Elmundo per Nacho Rruiz

Publié dans #Articles de presse

Repost0
Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :
Commenter cet article